Particulares    |    Empresas

TE LLAMAMOS Tel. 926 161 111

A la hora de contratar internet en casa en Castilla-La Mancha hemos de pensar en qué miembros de la familia se van a beneficiar de la conexión y para qué la van a utilizar. ¿Has oído hablar alguna vez de la llamada brecha digital que muchas veces afecta a nuestros mayores? Si no es así, te invitamos a que sigas leyendo. 

Decíamos en el post anterior de nuestro blog que, para contratar fibra óptica en ciudades de Castilla-La Mancha como Toledo, hay que tener claro si es lo que realmente necesitamos. Repasamos de forma somera las diferencias entre este tipo de conexión y el ADSL. En las siguientes líneas queremos seguir ahondando en el tema y ver qué ventajas tiene la fibra óptica.

Estar conectados las 24 horas en cualquier momento y lugar ya no es ningún misterio. Y es que contratar internet con fibra más barato o disponer de tarifas móviles con datos ilimitados no son las únicas vías de acceso al mundo online. Pero, ¿qué pasa cuando quieres navegar por internet en el extranjero? 

La fibra óptica ya se ha consolidado como la reina en el mercado de las telecomunicaciones. De modo que, lo que hace un puñado de décadas servía para conectar centrales telefónicas en áreas de mucho tráfico en grandes ciudades a través del vidrio, hoy es la alternativa más solicitada a la hora de contratar internet en casa.  

Internet y las nuevas tecnologías nos han cambiado la vida desde hace ya unos cuantos años, muchos de nosotros quizá ni recordemos cómo era la vida antes de la “conexión”, tanto que muy pocos hogares se resisten a contratar internet y televisión

Puede ser que estés pensando en contratar fibra óptica, y, aunque casi todo el mundo ya tiene más o menos claro de qué hablamos cuando utilizamos este término, no es raro encontrarnos con personas que lo conozcan como tal, pero que tengan ciertas dudas que les gustaría resolver. 

Si es tu caso, este es tu post, porque vamos a explicártelo de manera muy sencilla.

Todos los trabajos tienen sus peculiaridades, y aún desde tu vivienda habitual, las necesidades son tan diferentes como las circunstancias de cada situación personal. En Toledo ha llegado para quedarse, pero hay que adaptarse: